¿Eres empresa? crea tu cuenta gratis

La escasez de conductores sigue afectando a los operadores de transporte por carretera en todas las regiones, incluyendo a México.

La encuesta anual de la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU por sus siglas en inglés), ha revelado que, a pesar de la reducción de la demanda debido al Covid-19, todavía existe una alarmante escasez de conductores.

Al encuestar a 800 empresas de transporte por carretera de más de 20 países, IRU descubrió que la escasez de conductores es más aguda en Europa y Asia, donde el año pasado no se cubrieron el 20% de los puestos de conductores.

China fue el país menos afectado en 2020 con solo el 4% de los puestos de trabajo abiertos.

En Europa, los puestos de conductor sin cubrir se redujeron en alrededor de tres cuartas partes, del 20% al 5% para los conductores de autobuses, y del 24% al 7% para los conductores de camiones.

Vacantes en México aumentarán durante 2021

Las empresas de transporte pronostican que la escasez de conductores se intensificará nuevamente en 2021 a medida que las economías se recuperen y la demanda de servicios de transporte aumente.

En el caso de México, las compañías esperan un déficit de conductores del 18% este año de acuerdo con cifras de IRU.

Factores como la inseguridad y los pocos beneficios laborales han provocado en México una escasez de al menos 50,000 operadores.

El déficit también se debe a que operadores cualificados son contratados por empresas de EU para trabajar en su territorio. Se estima que 30 mil operadores en México han emigrado a empresas de aquel país buscando mejores sueldos.

Además, los cambios en las horas de servicio reducen la productividad e incentivan la escasez de conductores, ya que se requiere más camiones y, por lo tanto, más conductores para mover la misma cantidad de carga.

De la misma forma, la escasez de conductores ha generado altas tasas de rotación y costos para las empresas derivados de la contratación y formación de nuevos conductores.

De acuerdo con la organización Mejora Continua para el Transporte (MCT), para satisfacer la demanda rumbo al año 2030, nuestro país deberá contratar a 41 mil operadores nuevos.

El problema es que durante ese periodo se jubilarán más de 139,000 operadores (sin contar los que están renunciando por la inseguridad).

Mujeres y jóvenes, cada vez menos atraídos por el autotransporte

La encuesta de IRU también investigó las razones de la escasez, y encontró que la falta de conductores capacitados era la causa principal en todas las regiones (38% de los encuestados).

A la par, se identificaron como problemas primordiales las propias condiciones desafiantes del trabajo (agravadas aún más por la pandemia), y las dificultades para atraer a mujeres y jóvenes a la profesión.

Solo el 2% de los conductores de camiones en todo el mundo son mujeres y todos los países encuestados vieron caer este porcentaje durante 2020.

Sin embargo, hubo señales alentadoras en Europa con la proporción de mujeres conductoras de autobuses, la cual aumentó del 10% al 16% en su fuerza laboral total en 2020.

Así mismo y dado que el desempleo juvenil supera el 30% en algunos países, atraer a los jóvenes al sector debería ser sencillo.

No obstante, el porcentaje de conductores de camiones menores de 25 años cayó en casi todas partes en 2020, desde niveles ya bajos hasta el 6% en México, 5% en Europa y Rusia, y el 7% en Turquía.

Con la edad promedio de operadores en todo el mundo cerca de los 50 años y cada año envejeciendo de manera constante, esta bomba de tiempo demográfica solo empeorará si no se toman medidas para reducir la edad mínima del conductor (en algunos países es de 21 años).

Ante la problemática, especialistas señalan que una mayor inversión en rutas, estacionamientos y áreas de carga y descarga para operadores haría más seguras las condiciones de larga distancia y atraería a más personas, especialmente mujeres y jóvenes.

“Las soluciones están ahí, pero si los gobiernos no actúan ahora para facilitar el acceso a la profesión, mejorar las condiciones de trabajo y mejorar la fuerza laboral, la escasez de conductores continuará”, dijo el Secretario General de la IRU, Umberto de Pretto.

 

 

 

La rotación de conductores es uno de los problemas más grandes y más comentados que enfrentan los transportistas.

El ciclo de contratación constante hace que las empresas cautelosas se pregunten cómo evitar que los operadores se vayan.

Las investigaciones sugieren que la solución puede ser triple: más tiempo en casa, salarios más altos y mejor trato.

La empresa de investigación de antecedentes DriverIQ completó encuestas exhaustivas de reclutamiento y retención de conductores en 2018.

Como era de esperar, los conductores citaron abrumadoramente la compensación total, el tiempo en casa y la previsibilidad del sueldo como factores motivadores para dejar un transportista por otro.

Los resultados de la encuesta también reiteraron lo que la investigación del Programa de Rentabilidad de TCA (TPP) y la Asociación Estadounidense de Camiones (ATA) ha revelado en múltiples ocasiones: es más probable que los conductores abandonen los transportistas grandes que los pequeños.

La importancia de la compensación y el tiempo en casa son factores obvios y bien documentados que influyen en la rotación.

Los operadores, al igual que otros empleados, quieren que se les pague el mejor salario posible y desean la oportunidad de pasar tiempo con sus familias.

La discrepancia en las tasas de rotación relacionadas con el tamaño de la empresa, sin embargo, apunta a otro factor, a menudo pasado por alto, en la satisfacción del conductor: el sentimiento de comunidad.

Si una empresa hace sentir al operador como en casa, el conductor está motivado para quedarse más tiempo.

Un ejemplo de baja rotación es Horizon Logistics. La empresa familiar se enorgullece de crear un ambiente de trabajo acogedor, además de ofrecer una compensación justa e información transparente sobre el tiempo en casa. La empresa ofrece respeto a sus conductores y, a cambio, los conductores la respetan.

“Ha sido fantástico trabajar con Horizon. Tengo trabajo todo el año y muchas millas ”, dijo el conductor de Horizon, Adolfo Carranza. “Me llevan a casa cuando necesito estar en casa”.

Una empresa sabe que un pago competitivo y un acceso constante a las cargas son partes esenciales para atraer y retener conductores de calidad.

El equipo también se compromete a garantizar que los conductores puedan llegar a casa en un horario conveniente siempre que sea posible. Sin embargo, esto no siempre es suficiente.

“La empresa en la que trabajo me proporciona un pago semanal, un papeleo mínimo, un gran equipo de despacho y un ambiente orientado a la familia”, dijo Terrance Hoffert, conductor de Horizon.

Parte de proporcionar un ambiente familiar es valorar la individualidad y humanidad de cada conductor.

Se crea estableciendo relaciones con los conductores y manteniendo abiertas las líneas de comunicación.

Mantener una relación productiva con los operadores puede resultar un desafío en el acelerado mundo de la logística, pero es una parte importante de mantenerlos en sus asientos.

Cuando los conductores no se sienten valorados en una empresa, no dudarán en buscar otra.

La Pandemia de Coronavirus Covid 19 nos pone en un reto a los países que no recibiremos las vacunas en cantidades importantes, por eso la importancia de considerar a los trabajadores que tienen mas riesgo por su movilidad como los primeros a vacunarse, entre ellos están los operadores de camiones de carga y pasajeros.

Cuando hablamos de las personas que garantizan que tengamos alimentos y medicamentos a la mano estamos hablado de personas escenciales.

La medida de permanecer en casa se ha reducido sustancialmente el número de personas que se trasladan de un lugar a otro, haciendo que los camiones de transporte y camionetas de reparto representen más trabajo para el transporte.

Trabajo cómodo no es, motivo por el que México tiene un déficit de operadores mayor a 60,000. Y el coronavirus vino a complicar el problema.

Muchos operadores dejaron de trabajar por miedo a contagiarse y los que pensaban empezar la carrera de operadores, prefirieron ir a algo menos riesgoso.

Considerando el crecimiento de la demanda de una amplia variedad de productos y que las cadenas de suministro están cambiando del sector industrial y comercial al de consumidores al por menor, la presión sobre los operadores y los tiempos de entrega es cada vez mayor.

Corren el riesgo de contraer precisamente la enfermedad que les ha exigido un compromiso más grande y jornadas de trabajo más largas.

El riesgo de exposición es magnificado por el hecho de que tienen dos veces más probabilidades de no tener seguro que el promedio de los trabajadores de otras áreas productivas..

Los operadores soportan horarios extenuantes para llevar productos vitales a los consumidores que los necesitan.

Así como los profesionales de la salud que arriesgan su seguridad personal atendiendo a personas que luchan por su vida, los operadores están trabajando por sostener una economía en peligro de colapsar.

Mientras consumidores nerviosos, la mayoría con tapabocas salen en busca de todo, desde toallitas desinfectantes hasta sopa enlatada, los operadores se encargan de mitigar esas ansiedades en las autopistas y caminos rurales.

La importancia de su trabajo, hasta ahora mayormente oculto a la vista, queda manifiesta por la crisis de salud pública y el desajuste de la cadena de suministro que pocos vieron venir.

Los que manejan esos camiones, los mecánicos que mantienen los camiones funcionando, y aquellos que atienden a los operadores en los paraderos y cachimbas, son esenciales para nuestra recuperación.

Ayuda la tecnología?

Hay cosas que no se pueden tansmitir ni adquiri por internet. Hay algunas necesidades que requieren el transporte de cosas reales: comida, medicinas y, sí, papel sanitario.

Cosas que tienen que ser transportadas desde su lugar de producción hasta donde la gente los necesita.

Alguien tiene que entregarlas. Por eso la Secretaría de Comunicaciones y Transportes debería gestionar con la Secretaria de Salud para que los que tengan una licencia federal, tengan acceso a las vacunas antes que otras personas que no son de tanto riesgo.

Usted que opina?

México presenta un grave problema de salud pública respecto a sobrepeso y obesidad. El reporte Panorama de Salud 2019 señala que, los niveles del país en este tema están por encima del promedio de la OCDE, ya que el 72.5% de los adultos tienen sobrepeso u obesidad, cuando el promedio es de 55.6%.

Según el estudio “Riesgo cardiovascular en conductores de autobús del Área Metropolitana de Guadalajara” de Hiram Novelo, académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de los 122 conductores de autobús del transporte público y 89 del transporte privado que se analizaron, seis de cada 10 tienen presión alta y 46% tiene riesgo de moderado a alto de sufrir infarto o enfermedades del corazón.

Otro de los resultados encontrados; el 85% presentaron sobrepeso y obesidad. El inadecuado estilo de vida, tales como la mala alimentación sumada al estrés que padecen los conductores, la falta de descanso y cuidado de la salud, serían los factores de riesgo que afectan sus vidas, la de los pasajeros y quienes se encuentran alrededor.

Por tanto, la autora del informe, Mercedes Gabriela Orozco, recomienda intervenir en las condiciones de trabajo, brindar capacitaciones para el manejo de factores psicosociales y promover espacios que favorezcan el autocuidado.

“Como principales causas de la obesidad tenemos los alimentos grasosos de alto aporte calórico, alto contenido en harinas y azúcares, conservantes. De igual modo, la conducción de vehículos es una forma de trabajo que nos lleva al sedentarismo. Por tanto, llevemos en nuestros vehículos frutas naturales sin preservativos, julianas de zanahoria, frutos secos y otros alimentos que no aportan calorías inservibles. Para beber, filtrantes naturales, tales como té de arándano, té verde”.

Problemas de movilidad

La obesidad genera problemas de movilidad y comodidad. Por ejemplo, si el conductor quiere salir del camión cuando hay poco espacio entre vehículos puede presentar problemas si tiene exceso de peso.

Mayor riesgo

La obesidad es peligrosa para conducir, y es un problema mundial. En España, por ejemplo, la obesidad afecta a 1 de cada 7 adultos, y la mitad de la población presenta sobrepeso.

Un estudio realizado por el Departamento de salud medioambiental y seguridad vial de la Universidad de Berkeley, California (EE.UU) determinó la vulnerabilidad de las personas obesas en caso de accidente. Los resultados revelaron que los conductores que tienen un IMC (índice de masa corporal) por debajo de lo normal (muy delgados), aumentan el riesgo de mortalidad un 19%.

Sin embargo, a medida que aumenta la masa corporal, la probabilidad de accidentes incrementa: un 21% si hablamos de obesidad en grado I, un 51% en caso de obesidad tipo II y un 80% si es mórbida.

La investigación explicó que a mayor masa en movimiento, mayor energía cinética que debe disiparse y, por tanto, mayor fuerza de impacto.

La diputada Abril Alcalá Padilla promueve una iniciativa que busca reforma el artículo 36 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, la cual es analizada por la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

La iniciativa establece que los conductores que deseen obtener o renovar la licencia expedida por la SCT, deberán aprobar los cursos de capacitación y actualización de conocimientos teóricos y prácticos, pero además el de primeros auxilios.

De acuerdo con Alcalá Padilla, la petición nace ante la necesidad de mitigar accidentes en el autotransporte como vuelcos, colisiones, mojaduras, contaminación, robos y daños durante carga y descarga.

“Hay labores que requieren de una mayor preparación para afrontar las diversas problemáticas que pueden poner en riesgo la vida de las personas”, se puede leer en el comunicado.

Sin especificar la forma en que se llevaría a cabo, la iniciativa sostiene que el interesado deberá aprobar los cursos de capacitación y actualización de conocimientos teóricos y prácticos, al igual que de primeros auxilios, con vehículos o simuladores que se establezcan en el correspondiente reglamento.

Al respecto, las redes oficiales del Canal del Congreso encuestaron a sus seguidores sobre si estaban de acuerdo con la iniciativa, resultando en un sí rotundo con más del 70% de los votos.

 

Primeros auxilios en el autotransporte: en el olvido

En la actualidad, ninguno de los temarios o programas de capacitación para otorgar las licencias de autotransporte tiene un apartado enfocado a primeros auxilios, sólo incluye un módulo sobre la prevención de accidentes.

En relación al manejo, transporte y almacenamiento de materiales, el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo de México establece que los patrones están obligados a contar con un manual de primeros auxilios para la atención de emergencias.

No obstante, la mayoría de operadores encuestados para esta nota desconocen sobre este tipo de manual. En otros casos, sí se les han dado cursos sobre primeros auxilios, pero dicen “son insuficientes”.

Cabe señalar que una gran mayoría de los operadores en México están sumergidos en un campo laboral sumamente informal, lo que hace que se contraten sin protección social y en un ambiente laboral poco estable.

Diversos estudios sostienen que la eficiencia de las cadenas de suministro en México se encuentra en riesgo permanente, toda vez que en ellas pudieran estar participando conductores que reciben poca capacitación para realizar una actividad que requiere altos estándares de servicio.

 

Cuidado! Denuncian venta ilegal de licencias federales en CDMX y Edomex

 

 

Los accidentes hacen más que recurrir en costos considerables para las reparaciones de vehículos. Hay pérdidas de tiempo en inactividad, reclamos de seguros y posibles honorarios judiciales. Por ello es importante cuidar la seguridad de los conductores para lograr evitar este tipo de contratiempos.
1. Haga de la seguridad de los conductores una prioridad

Los gerentes deben poner la seguridad de la flota en la parte superior de su lista de prioridades. Con esto se debe garantizar la seguridad de los conductores, empleados y público en general. La seguridad del conductor abarca varias cosas:

  • Asegurar que los conductores estén entrenados adecuadamente para operar los vehículos de forma segura.
  • Los vehículos deben estar en condiciones para circular, bien mantenidos y diseñados ergonómicamente. Es responsabilidad de gerentes y conductores el no excederse de sus horas de servicio. Con esto se busca minimizar la fatiga del conductor al momento de conducir por alguna de sus rutas.

2. Capacite a sus conductores

Es importante promover la cultura de seguridad en todo el negocio. Gracias a esto, se fomentan valores para la prevención y una sana disciplina en el cuidado y manejo de mercancía.

Un programa de capacitación en seguridad en flotas puede ahorrar dinero a la empresa. Por ello se debe contar con un plan de capacitación, ya que protege a sus conductores como a las finanzas. Gracias a esto, minimiza la posibilidad de que los conductores participen en incidentes evitables causados por una conducción descuidada y otras prácticas peligrosas.

3. Configurar un grupo de revisión de accidentes

No todos los accidentes son evitables. Debido a esto se debe estar preparado para lo peor y configurar un plan acorde ajustándose a un supuesto siniestro. Configure un procedimiento de revisión de accidentes, que debe incluir lo siguiente:

  • Revise cada evento y trabaje si su empresa es responsable de multas o sanciones.
  • Revise el accidente por error del conductor y dé su opinión a las personas involucradas como parte del entrenamiento.
  • Considere un programa de gestión de riesgos como una manera de evitar o minimizar incidentes futuros.

4. Asegurar una comunicación eficiente

Es necesario que el programa de seguridad sea comunicado en toda la empresa. Con esto, se deben establecer reglas sobre exactamente cómo se distribuirá a los conductores y gerentes. El mensaje de seguridad debe ser claro y retirado periódicamente.

La comunicación también debe presentarse en varios formatos, lo cual debe pasarse de persona a persona en reuniones individuales o grupales. También estos formatos deben enviarse de manera digital para que los conductores puedan acceder a esta información de manera fácil y rápida.

5. Mantenga sus vehículos en óptimas condiciones

Se estima que aproximadamente 85% de los defectos del vehículo se pueden detectar durante un control de respuesta. Por lo tanto, capacite a sus conductores para que realicen un control de respuesta antes de salir.

También es importante realizar el mantenimiento regular del vehículo para garantizar que su flota esté en óptimas condiciones de funcionamiento. Una falla mecánica podría provocar un accidente e involucrar a la empresa como máxima responsable.

“Estamos hasta la mad%#…”, se le oye decir a un transportista de carga en la carretera México-Querétaro, justo cuando es detenido por elementos policiacos quienes le piden sus documentos.

 

El autotransporte federal es la forma de traslado de mercancías más importante del país. Esto ha provocado que la extorsión por parte de mandos policiacos hacia los operadores, sea una constante en la mayoría de las carreteras.

 

Ante ello, es importante que los transportistas tengan en orden los documentos que deben portar cuando circulen en carretera (siempre respetando la normatividad) y de esta manera evitar sorpresas.

 

De acuerdo con Omar Eduardo Paniagua, asesor de análisis legislativo de Canacar, es importante recalcar las obligaciones por parte de los permisionarios.

 

Ellos deben proporcionar capacitación constante a los operadores; de esta manera se podrá lograr que las prestaciones de los servicios sean más eficientes, seguras y eficaces.

 

Documentos que debe portar el operador en carretera

Carga general

-Permiso de la SCT para prestar el servicio de carga general

-Placas de identificación de la unidad y del remolque

-Tarjeta de circulación

-Certificado de baja emisión de contaminantes y calcomanía de verificación vehicular vigente

-Portar en el exterior del vehículo el nombre / razón social y domicilio del permisionario (con caracteres claros y legibles)

-Póliza de seguro de responsabilidad civil por daños a terceros.

-Carta porte, la cual prueba la existencia de un contrato de transporte y atribuye derecho sobre la mercancía trasportada

-Licencia federal vigente (Tipo B, C, E)

-Pedimento de importación para el caso de mercancías de procedencia extranjera

 

Carga de materiales y residuos peligrosos

-Licencia federal vigente tipo E

-Bitácora de horas de servicio

-Bitácora de inspección ocular diaria por la unidad

-Póliza de seguro por daños al medio ambiente

-Documento de empaque de material o residuo peligroso

-Información de emergencia de transportación

-Documento que avale la inspección técnica de la unidad

-Manifiesto de entrega, transporte y recepción

-Manifiesto para casos de derrames de residuos peligrosos

-Documentos que acrediten la limpieza y control de remanentes de la unidad

-Rombos de identificación del producto que se transporte

-Teléfono de la empresa y del sistema nacional de emergencias

 

 

 

Link:

Aún con prórroga en licencias, policías piden ‘mordida’ a operadores

Durante 2019, el Instituto Mexicano del Transporte, IMT, registró 3,770 accidentes en carreteras federales donde los camiones tuvieron algún tipo de responsabilidad.

Según compañías aseguradoras, el factor que más influye en los conductores es la falta de prevención.

A pesar de que las flotas de camiones se juegan bastante durante su operación, menos de la mitad de las empresas (sólo 42%). posee un programa especializado para la seguridad del conductor.

De acuerdo Sebastián Ibáñez, encargado de alianzas estratégicas de la plataforma Samsara, la mayoría de las compañías desean tener un programa de prevención de accidentes, pero no saben cómo empezar o no llevan un adecuado proceso de seguimiento.

“Una de las razones que hemos escuchado de nuestros clientes y gente de la industria es que no saben lo que ven, es decir muchas empresas no tienen visibilidad sobre lo que sucede en la ruta, a veces sólo tienen visibilidad sobre lo que ya pasó, por ejemplo un accidente grave, pero no por percances menores o conductores de alto riesgo”, advierte el especialista.

Otra de las razones que aluden las empresas de transporte es que no cuentan con los materiales para hacer capacitaciones o que los materiales están obsoletos y no llaman la atención de los conductores.

También se identificó lo difícil que resulta convencer a los operadores de cambiar sus hábitos.

Con la escasez de conductores que existen el país (alrededor de 50,000), muchas empresas no desean hacer cambios que pueden generar malestar a los operadores de su flota.

Soluciones tecnológicas en seguridad, el siguiente paso

No obstante, la tecnología de sensores ha evolucionado en los últimos años.

Como resultado ahora es posible aumentar la visibilidad para tomar decisiones basadas en datos, así como obtener más recursos necesarios para saber la forma en que está operando la flota.

Actualmente existen plataformas que se sirven de la inteligencia artificial para ofrecer herramientas de detección automática de incidentes y cargas a la nube, basándose en la fuerza G.

Según expertos, la inteligencia artificial y sus algoritmos, se convertirán en el motor para la optimización de los TMS, especializados en el transporte y la logística.

En el informe “CIO Agenda” de 2018, la empresa de investigación ITuser establecía que el 46% de los responsables de TI tienen planes para desplegar tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) en sus empresas.

En ese sentido, otro mecanismo que puede ayudar a los operadores es el botón de pánico para envío del video de forma automática.

También se ha ido popularizando la implementación de mecanismos especializados para flota de camiones que detectan fatiga, somnolencia y/o distracción en los operadores.

Las soluciones tecnológicas se complementan con la instalación de cámaras, GPS y el candado inteligente.

En la medida que las empresas de transporte ponderen la seguridad del operador (y por ende su flota y de su carga), estos sistemas irán teniendo mayor popularidad en nuestro país.

“Nuestra vida es en la carretera, dicen que olemos y llevamos diésel en las venas, los traileros y conductores de unidades de carga somos una hermandad, lamentablemente hemos perdido a muchos, pues entre las autopistas más peligrosas está la México-Veracruz, en la región de Texmelucan y Esperanza, en esos puntos muchos traileros han desaparecido y muerto. Ya no queremos más traileros muertos, que exista mayor seguridad”, comentó José Carlos N, quien a los 26 años comenzó a conducir tráileres y unidades de carga.

“Charles Brown”, como le dicen entre traileros y prefiere ser identificado, lleva 32 años conduciendo en carretera, por casi toda la República Mexicana.

En poco más de tres décadas de andar de carretera en carretera, José Carlos de 58 años de edad, ha sufrido un accidente y tres asaltos, en uno estuvo a punto de ser asesinado junto con su hijo, al cual llevaba como acompañante.

“Durante todos estos años tuve un accidente en Chiapas, que por fortuna no pasó a mayores pero también he sufrido tres asaltos. El primer atraco fue en la autopista México- Puebla, saliendo de México hacia San Martín Texmelucan; el segundo robo fue en la zona del Arco Norte, ahí el modus operandi que usaron los delincuentes fue el choque para obligarte a bajar y asaltarte; finalmente, el más reciente hace año y medio ocurrió casi llegando a la caseta de Salamanca, en Celaya, llevaba en el camarote a mi hijo, uno de los delincuentes se subió armado, pude arrancar, él se cayó y yo logré escapar, por fortuna solo fueron los balazos en la puerta de lado del copiloto”, narró José Carlos en entrevista para El Sol de Puebla.

Tras la más reciente experiencia, “Charles Brown”, decidió parar unos meses, desestresarse y olvidar la sensación que tuvo de pensar que él y su hijo perderían la vida, pues considera que fue un hecho traumático que ha logrado superar.

Aunque ya está listo para volver a las carreteras y autopistas, por el momento debe esperar otro poco para actualizar su licencia y exámenes médicos, sin embargo, y a pesar del peligro que existe en las carreteras, ahí se encuentra casi toda su vida pues se trata de jornadas de trabajo de 8 a 16 horas seguidas, incluso hay viajes de hasta cuatro y cinco días ininterrumpidos en los que deja a su familia y en los que además no conoce de cumpleaños, navidades o cualquier otro festejo.

Hoy, como conductor de tráiler, José Carlos solo pide a las autoridades que haya mayor atención y vigilancia en las carreteras, pero además que la policía no esté coludida con el crimen organizado, incluso personal de las empresas para las cuales se distribuyen los productos, vía terrestre.

Por un lado, José Carlos indicó que en Celaya, los policías solo le dijeron que dejara de molestar, que diera gracias a Dios que no le pasó nada y que mejor se fuera, situación que a su decir se ha repetido con otros compañeros. Lo anterior, se suma al hecho de que a veces los oficiales en todo el país caen en el tema de los “moches”, pues en caso de encontrarlos con pastillas para no dormir, les piden entre 500 y mil pesos y a veces cuando llevan armas para defenderse, son detenidos.

Por el otro, refirió que existen muchos retenes falsos por parte del crimen organizado, pero nadie hace nada, principalmente en la zona de Amozoc a Esperanza, un tramo igual de peligroso que en Texmelucan hasta Santa Rita Tlahuapan y el Arco Norte.

“Las carreteras más inseguras, para empezar la nuestra en el estado de Puebla, de San Martín hasta Santa Rita Tlahuapan, Amozoc y Esperanza, a todo eso nosotros le llamamos el Triángulo de las Bermudas o los pueblos mágicos, porque ahí desaparece el camión y hasta el conductor y en el Arco Norte por consiguiente también le llamamos el Arco de la Muerte. Definitivamente hace falta más vigilancia”, explicó el entrevistado, quien destacó que, a veces, personal de la misma empresa para la cual transportan la mercancía está coludida ya que en un ocasión le tocó que los maleantes llegaron sabiendo su nombre, número de unidad y lo que llevaba, en este caso, detergentes.

Fuente: https://www.elsoldepuebla.com.mx/policiaca/muertes-accidentes-y-asaltos-la-vida-de-un-trailero-en-carreteras-de-puebla-policiaca-inseguridad-texmelucan-esperanza-6180574.html

Las fallas en el proceso de atracción de operadores generan pérdidas millonarias a las empresas de carga.

Así lo hizo saber Rocío Sánchez, directora general de la organización Mejora Continua Para El Transporte S.C, quien aseguró que no disponer de un adecuado proceso de selección conlleva graves afectaciones para la operación de las empresas.

Cabe mencionar que en México hay un déficit de alrededor de 50,000 operadores. Esto genera una presión constante por parte del departamento operativo hacia el área de RH de las compañías.

Debido a la urgencia, muchas veces no se aplican los filtros adecuados para captar al operador que mejor se ajuste a las necesidades de la empresa.

“Cuando no hemos trabajado lo suficiente para perfeccionar la imagen de marca de nuestra empresa de transporte, el primer costo es que tendremos las unidades detenidas, o sea se pierde dinero”, refirió Rocío Sánchez.

Durante el webinar: “Los costos de un deficiente proceso de selección”, se tomó como base una empresa de transporte con una flota de 180 unidades y un 69% de promedio mensual de cumplimiento en plantilla.

Es decir, esa empresa tendría un déficit de 56 operadores. A la par, se calculó que el costo promedio por flete diario es de $12,000 pesos (la cifra varía dependiendo del tipo y número de unidades).

Por lo tanto, se multiplicaorn esos 56 operadores por un promedio de 21 días que está circulando una unidad, y a ese resultado se le multiplicó los 12,000 pesos del flete (56 x 21 x 12000). El resultado fue 14,112,000 de ingresos no generados.

 

Otras consecuencias de un mal proceso de selección

A estos costos se le deben sumar las fallas operativas, lo cual puede ser originado por una mala elección del operador o porque no se le dio el adecuado entrenamiento y/o seguimiento.

En ese sentido, se documentó que una empresa dedicada al transporte refrigerado llegó a pagar hasta $589,960 pesos de indemnización por congelar carga de pimiento morrón al llegar a la frontera.

El tema de la siniestralidad también puede ir la mano con un deficiente proceso de selección.

En caso de que el operador haya sido el responsable del accidente, se deben cubrir daños como indemnización al cliente por el costo de la carga, por fallecimiento (sí así fuera el caso), daños a la carretera, etc.

Ante ello, especialistas aconsejan emplear todos los medios posibles para que las empresas detecten malas prácticas de conducción por parte de los operadores.

 

Faltas de probidad

Un inadecuado proceso de atracción de personal puede dar como resultado faltas de probidad, es decir actos inapropiados por parte del operador.

Según se documentó en este webinar, el 70% de las bajas que tuvo una empresa durante un determinado periodo se debió a factores como robo del diésel, abandono de la unidad o del trabajo por parte del operador.

Del mismo modo, se deben sumar los costos de desincorporación del personal a despedir, por ejemplo, hay gastos legales involucrados, indemnizaciones o se quedaron adeudos no cobrados.

Por último, están los costos perdidos de atracción y selección, como salarios y prestaciones del equipo de reclutamiento, exámenes médicos, de manejo y antidoping aplicados, etc.

Se estima que estos últimos costos, le generan a una empresa de transporte pérdidas de entre $14,000 y $20,000 pesos por cada operador que se va o es despedido.